Itinerarios de Salamanca

La Ruta de la Plata hacia la sierra de Béjar

La provincia de Salamanca puede ser visitada realizando una serie de interesantes itinerarios. Uno de ellos es la Ruta de plata, una antigua calzada romana que unía Valencia y Astorga y fue utilizada más adelante por los peregrinos cristianos en ruta a Santiago de Compostela. Este itinerario a través de la provincia pasa por Guijuelo y Béjar. Iglesias románico-mudéjares, dehesas donde se produce el mejor jamón curado del país e interesantes edificios medievales son algunos de los atractivos que ofrece este recorrido.

Utilizado durante siglos como vía estratégica y de importancia económica para conectar el norte y el sur peninsular por el oeste, actualmente es un itinerario turístico de creciente importancia. En dirección sur saliendo desde la capita, la ruta coincide en su recorrido con la carretera nacional N-630. A mitad de camino se encuentra Guijuelo, una localidad de mucho interés porque es la capital del jamón curado, una de las especialidades más deliciosas de España

La ruta entra en Extremadura a través de Puerto de Béjar y pasa cruzando el valle del río Cuerpo de Hombre. A lo largo de su trayectoria hay muchas aldeas y ciudades históricas interesantes, como Béjar, Candelario y Montemayor del Río.

Béjar, bien conocida por su producción textil en el siglo XIX, fue importante en los tiempos de los moros y más tarde en el Renacimiento. Su plaza de toros es una de las más viejas de España. Destaca también el Palacio de los Duques y las ruinas de las fortalezas musulmanas. Candelario es una aldea pintoresca en la ruta, con sus casas de piedra y sus calles inclinadas. Los embutidos de la zona tienen una gran reputación

Las Batuecas

Desde La Alberca, el viajero puede desviarse y visitar el valle de Las Batuecas, una de las mejores áreas para gozar de la fauna y de la flora en la región. El parque de Las Batuecas forma gran parte de la Sierra de Francia y proporciona un lugar de refugio para especies protegidas como el lince, el lobo, la cabra montesa, y diversos tipos de águilas y buitres.

Este paraíso terrenal ofrece numerosas cavernas con pinturas rupestres de gran valor que proporcionan la evidencia de que los asentamientos en esta zona datan de muchos miles de años atrás. No es casual que algunos monjes eligieran la entrada a este valle como el lugar para instalar su monasterio de montaña a así poder meditar.

De Portillo de las Batuecas usted puede ir introducirse en el valle que lleva a la Capilla de San José (el monasterio de San José del Monte ofrece la oportunidad de una estancia pacífica y espiritual. A propósito, usted puede dormir allí, no por un precio fijo si no por el cuál usted esté dispuesto a dar).

Con suerte y la ayuda de un par de prismáticos, las águilas y los buitres negros pueden ser avistados mientras realizan su majestuoso vuelo. Desafortunadamente es casi imposible avistar el lince, ahora una especie protegida dado su peligro de extinción.

[ pag. 1 - pag. 2]

Inscripcion cursos espanol calcula precios cursos ano academico Espana